El 22 de julio será la fecha límite para que las personas tengan estampada su visa o al menos hayan pedido cita para iniciar el trámite. El subsecretario Ubilla afirma que es parte del mandato de “ordenar la casa” que pidió el Presidente Piñera, y el Ejecutivo, a través de la PDI, hará 85 mil fiscalizaciones a lo largo del país.

El subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, afirma categórico que la tarea que está llevando adelante el Gobierno en materia migratoria obedece al mandato presidencial de “ordenar la casa”.

Dice a “El Mercurio”, en su oficina en La Moneda – donde se reúne con el jefe del Departamento de Extranjería, Álvaro Bellolio – que en el primer año de gobierno el énfasis estuvo en la regularización de los migrantes y este estará en la fiscalización.

“El plan de regularización extraordinario era crucial dentro de los anuncios de la política migratoria para el país. No existe nación que establezca una política seria si no se considera una solución para las personas que no están regulares en su país”, afirma Ubilla.

El subsecretario asevera que la evaluación de este proceso, iniciado en abril del año pasado, es positiva. “Primero – dice – porque se inscribieron 156 mil personas y se observó la buena forma en que el proceso fue recibido por los extranjeros. Este proceso mostró una cara más amable del país con los migrantes”.

El jefe del Departamento de Extranjería, Álvaro Bellolio, explica que de esos 156 mil inscritos, el 10 por ciento, cerca de 16 mil personas, no cumplen los requisitos por distintas razones. Por ello, el subsecretario Ubilla hace un llamado a esas personas a que concurran a las oficinas de Extranjería u a las Gobernaciones en regiones para ver alternativas para regularizarse. “Porque llegará un momento, terminado el plazo, en que nosotros vamos a salir a buscarlos y les vamos a tener que decir ‘señor, señora, usted va a tener que abandonar el país’”, afirma el subsecretario.

50 mil que no han concurrido a estampar su visa

De las 156 mil personas no solo existen 16 mil que no cumplieron los requisitos, sino también 50 mil que sí tienen aprobada su visa, pero no se han acercado a las oficinas a que se las estampen. “Esas personas van a caer en la misma categoría, que es el peor de los mundos. Le aprobamos la visa, no fue a timbrarla y después de que cierre el plazo quedará como irregular”, explica Ubilla.

El plazo al que se refiere es el 22 de julio. “La idea es que para esa fecha estén todas estas personas con la visa estampada o por lo menos que hayan pedido la cita para iniciar el trámite”, enfatiza el jefe del Departamento de Extranjería.

Fiscalización

Luego de explicar que se han dado las garantías y plazos para que los migrantes se regularicen, el subsecretario del Interior aborda la otra parte del proceso para ordenar la migración.

“Este proceso de regularización terminará ahora y hay cuestiones a las que tenemos que dar respuesta: Qué pasa con los que no se van a regularizar. Y la decisión es la fiscalización para todos aquellos que no lo hagan. A partir de esa fiscalización, si están irregulares, se van a inicar los expedientes de expulsión administrativa”.

Interior ha dispuesto que la PDI realice este año 85 mil fiscalizaciones (el año pasado solo se realizaron 14 mil), las que se iniciarán primero en cuatro comunas: Antofagasta, Santiago Centro, Estación Central y Curicó. En lugares públicos, empresas y barrios.

El subsecretario Rodrigo Ubilla explica que la fiscalización de los extranjeros se iniciará en mayo, antes de que concluya el plazo para la regularización. “Si la persona se da cuenta de que estamos fiscalizando, va a ir a pedir hora o a estampar la visa”, dice.

Álvaro Bellolio enfatiza en que la política del gobierno considera derechos y deberes de los migrantes: “Cada persona debe hacerse cargo de su estatus migratorio”.

Ubilla asegura que se han tomado una serie de acciones a lo largo del proceso como “un calendario de atenciones extraordinarias con jornadas los sábados. Vamos a dar todas las oportunidades, pero hay algunos que ya saben que están autorizados para quedarse en Chile regulares, y al parecer han adoptado la misma estrategia de los chilenos, que es dejar todo para el último minuto. Tenemos temor de que el último día haya 50 mil personas esperando para que les timbren”.

Luego detalla: “Se fiscalizará si el extranjero está regular. En la calle se le pedirá el documento – la PDI tiene facultad de solicitarlo – y si tiene la cédula de identidad chilena que dice permiso temporal, perfecto, siga adelante. Si no tiene documento, la PDI tiene facultades para detenerlo. Lo lleva a la unidad policial y la persona deberá acreditar su identidad”. Una vez identificado se le deja en libertad y si está irregular, la PDI tiene la obligación de comunicarle al Departamento de Extranjería.

Orden de expulsión

En esos casos, explica Bellolio, “la PDI nos informa, nosotros revisamos el caso y cuando corresponda se hace la orden de abandono. Esa orden, dependiendo del caso, es de 72 horas a 30 días. Después de los 30 días se revisará con la PDI si efectivamente la persona salió del país. Y si no dejó el país, se empieza a tramitar la orden de expulsión”.

Claro que este no es un proceso automático, agrega Ubilla: “Hay un período en que a las personas se les piden antecedentes. Se le avisa, ‘señor, used está en esta situación; junte antecedentes’. Es decir, hay un intercambio y un diálogo”.

Otro punto central de esta fiscalización, señalan, es que no solo incluirá al extranjero irregular, sino a los empresarios (chilenos o extranjeros), pues la legislación actual establece que no está permitido contratar a personas que no están regulares. Por ello, las fiscalizaciones incluirán a personal de la Inspección del Trabajo.

Las autoridades aseguran que aún existe una cifra no determinada del total de personas irregulares en Chile y que no participaron del proceso de inscripción para regularizarse. Ellas se arriesgan a las mismas consecuencias si son fiscalizadas y no tienen documentación.

Posición ante eventuales críticas

Ante eventuales críticas que puedan surgir ante estas medidas, el subsecretario enfatiza que “hay una concepción de la migración distinta entre el Presidente Piñera y el gobierno anterior. La ciudadanía va a evaluar cuál es mejor. Nosotros estamos tranquilos que en todos los estudios de opinión pública se dice que esta es una de las políticas migratorias más efectivas y valoradas por la gente”.

Mientras Bellolio agrega que “algunos en la oposición defienden que no haya control como turista y se quede sin carnet de identidad o sin visa. Ese sistema, en la práctica, afecta a los migrantes y los deja en una situación de vulnerabilidad. Creemos que un proceso ordenado beneficia a nacionales y extranjeros”.

Fuente

El Mercurio – Domingo 21 de abril de 2019 – Cuerpo C (Nacional) – Página 5

Todo sobre el proceso de regularización extraordinario

Proceso de Regularización Extraordinario – Departamento de Extranjería y Migración: https://www.extranjeria.gob.cl/proceso-de-regularizacion-extraordinario/

¡Compártelo!

Deja tus comentarios