La apostilla y la legalización son dos procedimientos distintos pero que tienen un fin común: el que un documento emitido en el extranjero sea reconocido como auténtico en Chile.

Apostilla

Es una certificación única que se lleva a cabo en el país en que se emitió el documento y que surte efecto entre todos los países miembros del Convenio de la Apostilla.

Chile es parte del Convenio de la Apostilla. Si el país que emite el documento es también parte del Convenio de la Apostilla, bastará que el documento sea apostillado para que dicho documento sea reconocido por Chile.

Legalización de documentos emitidos en el extranjero

Si el país que emite el documento que se desea tener por reconocido por Chile no es miembro del Convenio de la Apostilla habrá que llevar a cabo el proceso de legalización.

Este proceso consta de dos pasos:

1. Legalización en el país de origen: El documento debe ser legalizado por la autoridad local del país, (como por ejemplo el Ministerio de Relaciones Exteriores) y luego por el Consulado Chileno en el mismo país; Y,

2. Legalización en Chile: En segundo y último lugar, una vez en Chile, se debe legalizar el documento en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile (Agustinas 1320, Santiago).

Completando ambos pasos, el documento será reconocido como auténtico en Chile.

Presentación de documentos ante el Departamento de Extranjería y Migración en Chile (Migraciones)

Si el documento debe ser presentado físicamente como parte de una solicitud de Visa en Chile se podrá adjuntar una copia (del documento apostillado o legalizado) otorgada ante notario, para así conservar el documento original.

¡Compártelo!

Deja tus comentarios