Así lo informó el Gobierno de Chile el día de hoy, luego de que se confirmara el primer caso de la cepa británica del COVID-19 en nuestro país.

A partir del próximo 31 de diciembre de 2020, todos los viajeros que ingresen a Chile, ya sean chilenos, extranjeros residentes o extranjeros turistas (no residentes), deberán realizar cuarentena obligatoria por 10 días.

Se podrá salir de la cuarentena con un resultado negativo de PCR, el cual podrá tomarse a partir del séptimo día de cuarentena en adelante. Mientras se espere el resultado, se deberá permanecer en cuarentena.

En el mismo comunicado, se confirmó que la prohibición de ingreso a Chile de extranjeros no residentes que hayan visitado el Reino Unido durante los últimos 14 días se mantiene.

¡Compártelo!

Deja tus comentarios