La Visa Sujeta a Contrato está orientada a los extranjeros que viajen a Chile para dar cumplimiento a un contrato de trabajo.

Qué puedes y qué no puedes hacer con una Visa Sujeta a Contrato

  • Puedes residir en Chile durante la vigencia de la visa; Y,
  • Puedes trabajar únicamente con el empleador con el cual celebraste el contrato de trabajo que dio origen a la visa. No puedes trabajar para alguien más.
  • Si deseas trabajar para otro empleador, deberás solicitar la ratificación de la solicitud de visa sujeta a contrato si la visa aún no ha sido estampada; O, una solicitud de visa sujeta a contrato por cambio de empleador, si la visa ya fue estampada.

Duración de la Visa Sujeta a Contrato

  • La Visa Sujeta a Contrato tiene una duración máxima de hasta 2 años.
  • La visa sujeta a contrato puede prorrogarse (extenderse) por hasta otros 2 años más dentro de los últimos 90 días de vigencia de la visa (vigente); O,
  • De cumplir con los requisitos para solicitar la Permanencia Definitiva, se podrá solicitar ésta dentro de los últimos 90 días de vigencia de la visa.

Cláusulas especiales del Contrato de Trabajo

Dentro de los requisitos para solicitar la visa sujeta a contrato, se encuentra la presentación de un contrato de trabajo.

Este contrato de trabajo debe contener ciertas cláusulas especiales, que son:

a) Cláusula de vigencia
b) Cláusula de viaje
c) Claúsula de Régimen Previsional
d) Cláusula de Impuesto a la Renta

Puedes encontrar información más detallada sobre las cláusulas haciendo clic aquí.

Expiración automática

Si la relación laboral entre el empleador y el trabajador extranjero termina, la Visa Sujeta a Contrato expira automáticamente.

Al expirar, el extranjero cuenta con 30 días para solicitar una nueva visa o para abandonar el país. De lo contrario quedará en condición migratoria irregular en Chile.

Por ejemplo, si decides renunciar al trabajo en el que te encuentras (bajo una Visa Sujeta a Contrato), una vez que firmes el finiquito, la Visa Sujeta a Contrato caducará automáticamente. Desde ese momento contarás con 30 días para solicitar una nueva visa o para abandonar el país. De lo contrario quedarás en condición migratoria irregular.

Caso de los dependientes

La visa sujeta a contrato puede obtenerse en condición de TITULAR y en condición de DEPENDIENTE.

El titular será quien de efecto al contrato de trabajo.

Los dependientes, que son cónyuge, hijos, o padres del titular, también puede solicitar una visa sujeta a contrato en condición de dependientes, dependiendo económicamente del titular.

Los dependientes no están autorizados para trabajar en Chile. Si necesitan trabajar, deberán solicitar una visa en condición de TITULARES.

Fuente

Visa Sujeta a Contrato – Departamento de Extranjería y Migración: https://www.extranjeria.gob.cl/trabajar-en-chile/visa-sujeta-a-contrato/

¡Compártelo!

Deja tus comentarios